post-image

LOS JOVENES ESTAN DE PIE

“Hoy es un día histórico. Puebla despertó. Sus jóvenes están de pie”

 

[El Gobierno debe de asumir su responsabilidad institucional, es la exigencia de los jóvenes].

 

En una jornada inédita y singular 150 mil estudiantes de 30 universidades del estado, marcharon pacíficamente por las calles de la ciudad de Puebla para exigir seguridad y justicia, tras el asesinato de sus compañeros Ximena, José Antonio, Francisco Javier y el conductor de Uber Josué Emanuel.

 

El aire que hoy rodeaba a la ciudad era diferente, era de solidaridad, de lucha, de confianza en una nueva generación de estudiantes, que hoy dan muestra que la unión y la organización sí hacen la diferencia.

 

«Pensé que matarme estudiando era en sentido figurado», fue una de las pancartas que desde las primeras horas del 5 de marzo que componían los largos contingentes de la #MegaMarchaUniversitaria.

 

Durante la marcha se pudieron leer mensajes como: «Soy universitari@ y aquí estoy abrazando al caído, abrazando la LUCHA, soñando con que mi aporte sea EL CAMBIO de mañana y NO la Muerte de alguien más».

 

Caminando al lado de cada uno de sus estudiantes se visualizaba el apoyo de los Rectores; Emilio Baños, Alfonso Esparza, José Mata, Mario Ernesto Patrón, Luis Ernesto Derbez y Pedro Grasa, así como de distintas autoridades de las demás instituciones.

 

Ya en el zócalo de la ciudad de Puebla, Emilio Baños Ardavín, Rector de la UPAEP destacó que como comunidad universitaria se ha acompañado de manera gustosa a la marcha estudiantil, «todo nuestro apoyo a los chavos, a sus demandas. Esto apenas empieza, estamos detonando un proceso por la paz y la justicia en Puebla».

 

«Esta es una representación más que nutrida del sentir de la sociedad y estoy seguro que el gobierno tendrá que acatar y sumarse con todos los esfuerzos y capacidades del estado para cambiar las cosas», expresó.

 

Respetando la petición del Comité Estudiantil Interuniversitario de Puebla, todos los rectores decidieron acompañar a los contingentes hasta el zócalo y fueron los estudiantes quienes realizaron el último tramo de la marcha hasta casa Aguayo para sostener el encuentro con el Gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa Huerta.

 

El apoyo de la sociedad fue latente a través de la donación de víveres, entrega de alimentos e incluso mensajes de agradecimiento por este ejemplo de unión para que México despierte.

 

Padres de familia que desde distintas esquinas y balcones a lo largo de la ciudad gritaban y aplaudían a esta juventud ¡no están solos, nosotros también nos unimos a ustedes!

 

Empresarios y locatarios que confiaron en esta marcha pacífica no cerraron sus establecimientos e incluso “Simba”, un canino que acompañaba a este movimiento estudiantil, erizaba la piel de todos aquellos que observaban orgullosos a esta nueva generación de universitarios.

 

Ya frente a casa Aguayo y previo al diálogo con el Gobernador del Estado, miembros del Comité Estudiantil Interuniversitario de Puebla dirigieron un mensaje frente a todos los presentes a la marcha. «Hoy los universitarios somos una comunidad sólida, unida, fraterna y potente. En el pueblo reside la soberanía y que las autoridades están para servirlo con eficacia, impartiendo justicia sin impunidad».

 

En medio del vitoreo de los asistentes agregaron que «si las autoridades no pueden con la tarea deben renunciar, en caso contrario deberá demostrar con acciones claras y contundentes de qué lado están. También agradecemos el que los Rectores de las diferentes Universidades se hayan sumado a este movimiento».

 

Dejan en claro que su autoridad moral como universitarios será directamente proporcional a su responsabilidad social y su voz seguirá escuchándose.

 

«Hoy hacemos un llamado para dejar de ser la generación de la indiferencia para ganarnos a pulso el ser la generación de la transformación. No dejemos que nos arrebaten la esperanza, ya basta de permanecer sumisos ante la violencia, ante la injusticia, ante la corrupción y ante la impunidad. Nunca perdamos esa sana inconformidad que nos caracteriza».

 

«Debemos comprometernos todos los días con este movimiento que busca paz y justicia compartiendo ideas, alzando la voz y generando proyectos de intervención social. Si nuestros compromisos no evolucionan en acciones, también nosotros habremos sido cómplices del estado actual de las cosas. Puebla vale la pena, México vale la pena».

 

Ante un importante despliegue de la seguridad pública del Estado, el Gobernador Luis Miguel Barbosa, acogió a la comitiva del Comité Estudiantil Interuniversitario de Puebla para recibir las propuestas y exigencias de los jóvenes.

JOVENES MEGA MARCHA ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS UNIVERSIDADES

Notas Relacionadas

Comentarios