post-image

La ONU preocupada por deterioro de seguridad y derechos en R.Centroafricana

La relatora especial de la ONU sobre los derechos humanos en la República Centroafricana, Marie-Thérèse Keita-Bocoum, expresó hoy su preocupación por el empeoramiento de la seguridad, de la situación humanitaria y de los derechos humanos en varias prefecturas de ese país.

Al término de su octava visita a la República Centroafricana, la experta independiente lamentó los "pocos avances concretos" que se ha registrado sobre el terreno, sobre todo en la protección de los civiles, la lucha contra la impunidad y el desarme, la desmovilización, la reinserción y la repatriación.

Keita-Bocoum constató durante su viaje que el conflicto centroafricano ha derivado en múltiples crisis locales y grupos armados con "alianzas sorprendentes".

"Los conflictos que antes parecían dividir a las comunidades cristianas y las musulmanas han evolucionado hacia oposiciones armadas entre grupos que se califican de nacionalistas y otros considerados extranjeros, a veces con una connotación étnica que puede ser peligrosa", recalcó.

En 2013 estalló un conflicto entre dos milicias rivales, los Seleka, de mayoría musulmana, y los combatientes cristianos conocidos como Anti-Balaka, que causó miles de muertos y el éxodo masivo de un tercio de la población.

A pesar de que aquel conflicto en teoría concluyó y desde entonces gobierna un Ejecutivo democráticamente elegido, sigue habiendo múltiples focos de violencia que socavan el desarrollo del país.

Pese a la elaboración de un marco legislativo e institucional, los centroafricanos aún esperan acciones concretas y significativas en materia de desarme, reformas del sector de la seguridad, la recuperación de la autoridad del Estado, la lucha contra la impunidad y la reconciliación nacional, indicó la experta.

Los grupos armados, explicó, dominan más del 60 % del territorio y se benefician de una "total impunidad".

No obstante, la relatora se mostró alentada por los mensajes recibidos acerca de la determinación de las autoridades en la lucha contra la impunidad, así como por la evolución en la puesta en marcha de una corte penal especial, que juzgará supuestos crímenes de guerra o contra la humanidad.

También valoró la finalización del proyecto de la misión de Naciones Unidas en República Centroafricana (MINUSCA) que recoge las violaciones de los derechos humanos cometidos y la celebración de la segunda sesión de vistas penales ante el Tribunal de Apelación.

 

 

 

 

onu seguridad

Notas Relacionadas

Comentarios