post-image

Un muerto y 26 heridos en Francia por la tormenta Eleanor

La tormenta Eleanor que azota media Francia apenas unas horas después del paso de otro temporal con nombre propio, Carmen, provocó este miércoles la muerte de una persona y heridas a al menos otras 26, cuatro de ellas de gravedad, además de dejar más de 200.000 hogares sin electricidad durante horas y causar problemas en el transporte aéreo y terrestre tanto en territorio galo como en otras partes de Europa. En Suiza, ocho personas también resultaron heridas al descarrilar un tren a causa de las fuertes ráfagas de viento y otra persona más resultó herida en un pueblo de Holanda al caerle encima un árbol.
La víctima mortal francesa es un esquiador de 21 años que murió en una pista de esquí en Morillon, cerca de la frontera con Suiza, también abatido por un árbol arrancado por las fuertes ráfagas de viento causadas por Eleanor y que cayó sobre la pista donde el joven esquiaba con otras dos personas, que no resultaron heridas. Según informó el Ministerio del Interior en la noche del miércoles, el balance de Eleanor se completa con al menos 26 heridos más, cuatro de ellos graves. Se trata de un hombre que cayó de un tejado en el departamento de Seine et Marne (región de París), una mujer golpeada por un bloque de hormigón cerca de Estrasburgo (noreste de Francia), un motorista que chocó contra un árbol en Eure et Loir (noroeste) y un automovilista sobre el que se derrumbó un árbol en Essone, al sur de la capital, según medios franceses.
Las caídas de árboles y de tendidos eléctricos son además los responsables de la mayor parte de las al menos 6.450 intervenciones efectuadas por los bomberos en la mitad norte y este del país, que desde la madrugada sufrió ráfagas de viento de hasta 120 kilómetros por hora incluso en París, donde la Torre Eiffel permaneció cerrada durante varias horas por precaución, aunque pasado el mediodía volvió a abrirse al público.
En otras zonas, las ráfagas fueron incluso más fuertes, hasta 163 kilómetros por hora en algunas partes de Suiza y los 147 kilómetros por hora en Cambrai, en el norte de Francia, lo que provocó perturbaciones del tráfico aéreo en varios países de la región, según France Presse. En París, en el aeropuerto de Charles de Gaulle, el 60% de los vuelos programados para las primeras horas de la mañana sufrieron retrasos y solo un tercio de los previstos llegaron entre las 07.00 y las 09.00, cuando las condiciones meteorológicas mejoraron algo en la capital del país.
En Holanda, donde el viento alcanzó los 130 kilómetros por hora, al menso 252 vuelos fueron anulados en el aeropuerto de Amsterdam-Schipol, al igual que una veintena de vuelos más en el aeropuerto alemán de Fráncfort. El tráfico aéreo también permaneció suspendido durante varias horas en los aeropuertos franceses de Estrasburgo y Bâle-Mulhouse.
El tráfico ferroviario se vio afectado en varias zonas de Francia, Suiza y Alemania por Eleanor, sobre todo a causa de la caída de tendidos eléctricos y de otros objetos sobre las vías.
En total, 225.000 hogares franceses llegaron a estar sin electricidad durante la jornada, y según Interior al menos 35.000 tardarán aún un tiempo en recuperarla, la mayor parte en Normandía, una de las zonas más afectadas por Eleanor a su llegada tras azotar previamente zonas de Reino Unido e Irlanda, donde 27.000 hogares seguían este miércoles sin electricidad, aunque la compañía eléctrica ESB aseguró que ya se lo había restablecido a otros 123.000 clientes.
El servicio meteorológico Météo France ha advertido de que los vientos fuertes, incluso “violentos”, continuarán y se desplazarán a lo largo de las horas con un rumbo sur-este hacia Córcega, donde se prevén ráfagas de hasta 200 kilómetros por hora en algunas zonas antes de que Eleanor se disuelva, en la tarde del jueves. Hasta entonces, prevalece un alto riesgo de avalanchas en Alta Saboya y Saboya y de inundaciones por marea alta en varios puntos del norte y noreste del país, donde se prevén fuertes lluvias hasta el jueves.

Notas Relacionadas

Comentarios