post-image

Castellón: pasarela acuática de medallistas paralímpicos

Cita el palmarés de carrerilla. “Bronce en 400 metros libre en los Juegos Paralímpicos de Río 2016; cinco medallas de bronce mundiales: cuatro en 2017 en México y una en Glasgow, en 2015; dos bronces en el Europeo de Funchal 2016; dos platas y un bronce en el Open Internacional de Berlín de 2015, 2016 y 2017; y varias medallas de los tres colores en campeonatos de España”. Se suma a la lista un “récord de Europa en 800 metros libre y varios récords de España. Y ya”, concluye entre risas. Es el medallero que atesora la castellonense Ariadna Edo, una de las nadadoras que participan este fin de semana en el Campeonato de España Absoluto ‘Open de Natación Paralímpica por autonomías’, cuyo objetivo es acreditar marcas mínimas para el europeo de agosto en Dublín (Irlanda). Será en la Piscina Olímpica de Castellón -en el complejo Gaetà Huguet junto a ‘Salera’- y convierte desde este sábado a la ciudad en una pasarela de medallistas paralímpicos. Más de una veintena. Como Ariadna.

A sus 19 años, esta estudiante de primero de Psicología forma parte de los 26 nadadores ciegos y con discapacidad visual grave (13 chicos y 13 chicas) que competirán en Castellón representando a la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC). Es la primera cita de la temporada. Y se juega “en casa”, comenta ilusionada Edo. Su reto es sumar esas marcas mínimas que le den pasaporte directo a Dublín. Y seguir nadando. Como lleva haciendo desde los 3 años. Y como siguió haciendo, con más tesón si cabe, cuando a los 8 le fue diagnosticada la enfermedad de Stargardt, una dolencia ocular genética que afecta a la retina y limita su visión al 10% pero que no ha frenado a la joven nadadora. Sus casi 23 horas de entrenamiento y 60 kilómetros a nado semanales, corroborados por su entrenador, José Luis Vaquero, demuestran que la apuesta deportiva de Edo –que entrena y reside en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid desde la temporada 2015-2016- va al alza.

Ella y sus 25 compañeros de la FEDC se medirán en Castellón en un total de 115 pruebas. La participación por comunidades contará con tres nadadores de Andalucía, uno de Aragón, dos de Canarias, uno de Castilla y León, nueve de Cataluña, cinco de Madrid, uno de Navarra y cuatro de la Comunidad Valenciana.

A esta cita de alta competición acudirán en total 225 nadadores representando a 16 comunidades autónomas y a diferentes federaciones españolas de deporte adaptado, como la de Personas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido, la de Personas con Discapacidad Física y la de Discapacidad Intelectual. El macroevento deportivo sumará además a nadadores de Italia. Todos ellos están inscritos en 864 pruebas. El director técnico de la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC), José Luis Vaquero, señala que el hecho de que el campeonato englobe a todos los nadadores, sea cual sea su discapacidad, sube el nivel de la competición y permitirá ver este desfile de medallas paralímpicas. Desde 2008 se compite en conjunto, y ello “da un empaque al campeonato que no tendría si fuéramos solo los 26 de la FEDC. Las mejores marcas compiten juntas. De cara a los deportistas es mucho más motivador; más atractivo para todos, también para el público”, asegura en una entrevista con EL PAÍS.

El sistema varía respecto al de una competición de natación convencional. “En esta carrera gana quien se aproxima más a su récord del mundo. Va por puntos, no por tiempos”, señala Vaquero. Será contrarreloj, en donde los mejores tiempos de inscripción nadarán la última serie de cada prueba sin distinción de clases, lo que implica que las últimas series de cada evento tendrán un nivel muy alto, donde se juntarán medallistas paralímpicos de diferentes clases.

Además de Ariadna Edo, entre los nadadores ciegos o con discapacidad visual grave estará Israel Oliver (Canarias), medalla de oro en 200m estilos y 100m mariposa en Río 2016, primero en 200m estilos en el Campeonato del Mundo 2013 y récord de Europa en 200m estilos. O María Delgado (Aragón), bronce en 100m espalda y en 50m libre en los últimos Juegos Paralímpicos, medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de 2017 en 100m libre y plata en 50m libre; Marian Polo (Cataluña), finalista en Río 2016 y doble medallista en los Campeonatos del Mundo de 2017; e Iván Salguero (Navarra), finalista en 100m braza en los Juegos de Río.

Con el contador a cero para el campeonato ya echado, Edo repite el ritual que precede a cada competición. “Crujirme los dedos e hinchar los mofletes y morderlos”. Con la meta muy presente, tiene claro que ante todo quiere “disfrutar” de la carrera, “porque se juega en casa”, y de un deporte que, además de medallas, le ha dado, dice, “muchos amigos”.

pasarela acuatica medallas paralimpicas

Notas Relacionadas

Comentarios