post-image

Nueve muertos tras un enfrentamiento entre sicarios y policías en Jalisco

Jalostotitlán parecía una zona de guerra. El estruendo de las balas no paraba la noche de este domingo en un enfrentamiento entre policías y sicarios en el pequeño municipio del estado de Jalisco, al oeste de México. El saldo es de ocho civiles y un agente muertos, así como tres uniformados lesionados, ha dado a conocer este lunes la Fiscalía local.


El tiroteo duró alrededor de una hora y se inició alrededor de las once de la noche, según la prensa local. El enfrentamiento comenzó, de acuerdo con las primeras versiones, por una emboscada entre grupos rivales del crimen organizado cerca del parque ecológico del municipio, que tiene poco más de 30.000 habitantes. El tiroteo, que después continuó en pleno centro y en la zona norte del poblado, desató el pánico entre los habitantes y obligó la intervención del mando policial regional, de federales y de militares. Los primeros policías que participaron en el enfrentamiento eran municipales que hacían una ronda de vigilancia.

Instantes después, usuarios de las redes sociales compartieron vídeos en lo que se observaban largas filas de patrullas que entraban a Jalostotitlán y de las detonaciones de la refriega antes de que las corporaciones policíacas tomaran el control de la situación. Nadie podía entrar ni salir del municipio, que estuvo completamente cercado, sin pasar por una revisión policial. Equipos médicos y personal de primeros auxilios llegaron también para atender a los heridos.
No se ha identificado a los ocho civiles abatidos, que viajaban en dos camionetas, ni se ha confirmado a cuál grupo criminal pertenecían. Tampoco se ha detallado si ha habido detenidos tras los hechos. El policía que murió recibió impactos en el cráneo, la rodilla y el pie, de acuerdo con los primeros reportes periódicos que citan a paramédicos. Uno de los policías heridos fue trasladado en helicóptero a un hospital de Guadalajara, la capital del estado y la segunda ciudad más poblada del país. La fiscalía de Jalisco ha iniciado las investigaciones para esclarecer los hechos.

El tiroteo en Jalostotitlán y el amotinamiento de una cárcel en el que murieron al menos seis policías en el estado de Veracruz, que bordea el golfo de México, fueron un recordatorio de la violencia en el inicio de las campañas presidenciales rumbo a los comicios del próximo 1 de julio. Jalisco y Veracruz, así como otros siete estados, también elegirán nuevos gobernadores.

Hace dos semanas hubo protestas estudiantiles en Guadalajara por la desaparición de cuatro estudiantes y en rechazo por la ola de inseguridad que ha asolado a la entidad. Un mes antes, tres italianos fueron reportados como desaparecidos después de haber sido detenidos por policías municipales en el municipio de Tecatitlán. Después se confirmó que habían sido entregados a un grupo del crimen organizado y que habían sido "vendidos" por 43 euros, según declaraciones de sus familiares. Jalisco registró tan solo en enero y febrero de este año 247 asesinatos, 159 con armas de fuego, según datos oficiales.

muertos sicarios policias

Notas Relacionadas

Comentarios