post-image

Condenado a 90 años de cárcel un sacerdote mexicano que violó a dos menores

Violación calificada, abuso sexual, corrupción de menores y hostigamiento sexual. Estos son los cargos por los que el sacerdote Jorge Raúl Villegas ha sido condenado a 90 años y siete meses de cárcel. Las víctimas eran dos alumnas de 14 años de un colegio de Irapuato, en el estado de Guanajuato, en México. Villegas fue portavoz de la Arquidiócesis de León, la más importante en El Bajío y una de las regiones con mayor cantidad de católicos en el país. También era confesor y ofrecía orientación psicológica en la escuela de las víctimas. El cura de 60 años podrá apelar a la sentencia, pero deberá enfrentar además tres denuncias adicionales por crímenes sexuales contra otros tres menores de edad.
El proceso contra Villegas se remonta a 2016, cuando las madres de las víctimas presentaron la denuncia. En febrero de 2017 fue detenido y encarcelado en una cárcel de Irapuato. El fallo se produjo este lunes. La condena efectiva es de 60 años de prisión, la pena máxima que establece el código penal de Guanajuato.

Villegas ha sido obligado a pagar a cada una de las víctimas una multa, la reparación del daño moral y el tratamiento psicológico que reciban. La defensa no ha querido revelar los montos para proteger la seguridad de las menores y sus familias, aunque dijeron que por cada concepto la suma es superior a los 50.000 pesos (unos 2.700 dólares). En caso de que se comprueben los cargos por los nuevos casos que han surgido a partir de esta denuncia, las penas se sumarían a la condena que ya tiene.

"Hoy logramos que la justicia imperara, lo que muchos vaticinaron que no iba a pasar", ha dicho la activista Norma Nolasco, que ayudó a formar los expedientes de las víctimas contra Villegas. "Hoy pudimos hacer un cambio y una transformación en la historia de nuestro país", ha añadido: "No permitiremos la violencia contra los niños y las niñas en Guanajuato". La defensa había pedido 120 años de cárcel para el sacerdote y presentó 20 testimonios contra el sacerdote.

Las denuncias que han recopilado Nolasco y su colega Dalia Ramírez se centran en casos en el colegio Atenas, pero aún no se han judicializado. Aún queda por ver si el fallo contra Villegas alcanzará a la directora de la escuela, quien lo contrató, así como a otros miembros de la Iglesia. "Hay muchas responsabilidades que no se han fincado [...] no vamos a parar hasta que se castigue a todos los responsables". EL PAÍS ha intentado comunicarse con la Arquidiócesis de León para conocer su opinión sobre el caso, pero no ha tenido éxito.

Villegas fue portavoz hasta 2012, unos días antes de la visita de Benedicto XVI a Guanajuato. En 2014 fue suspendido del ministerio después de que una mujer lo demandó por negarse a reconocer la paternidad de una hija, que se comprobó por una prueba genética, según el semanario Proceso. Villegas aún aparecía registrado como sacerdote ante el Gobierno de México hasta septiembre pasado y enfrenta un proceso legal al interior de la Iglesia, de acuerdo con El Sol de Irapuato. La Procuraduría (Fiscalía) local ha confirmado a este diario que había "antecedentes civiles" contra el sacerdote, aunque esta fue su primera acusación penal.

El arzobispo Carlos Aguiar Retes, nombrado por el papa Francisco en diciembre pasado en sucesión del cardenal conservador Norberto Rivera Carrera, ha prometido "tolerancia cero" ante los delitos de pederastia en el seno de la Iglesia. En febrero pasado, otro cura fue detenido en Ciudad de México por abusar sexualmente de una niña de 12 años. Fue el primer destape en la administración de Aguiar Retes, quien condenó el hecho "enérgicamente".

En enero y febrero de este año se han presentado 69 denuncias por violación en el estado de Guanajuato, de acuerdo con los últimos datos oficiales. En todo el país han sido 1940 denuncias.

sacerdote carcel noventa

Notas Relacionadas

Comentarios