post-image post-image post-image post-image post-image post-image

EL ACUERDO COMERCIAL CON EU, EXIGIRA COMPETITIVIDAD DEL SECTOR INDUSTRIAL Y GOBIERNO

Deberán trabajar de la mano para aprovechar al máximo el acuerdo.
El acuerdo comercial al que llegaron los dos países Estados Unidos y México, es un aviso de entendimiento al que han llegado para la renegociación de la primera versión del TLCAN con la aprobación de algunas reformas que se hicieron, señaló el Dr. Juan Carlos Botello Osorio, profesor de la Facultad de Comercio y Estrategia Internacional de la UPAEP.
Subrayó que el nuevo acuerdo comercial implicará un conocimiento adicional, un entrenamiento de fondo para las empresas que están en diferentes sectores que fueron modificados por esta renegociación y aprovechar al máximo el acuerdo comercial, deben conocerse a fondo las implicaciones que esto requiere. “Pero lo que se busca es mejorar la competitividad empresarial de los distintos sectores que están involucrados en el acuerdo”.
Dijo que todavía no se tiene un acuerdo comercial como tal con nuestros vecinos del país del Norte, que es el tema de nombre que propone el presidente Donald Trump en esta nueva relación comercial, “porque se tiene que redactar la versión final del acuerdo y después pasarlo a revisión por parte de los congresos locales de cada nación, por lo tanto, no podemos hablar de que tenemos un tratado comercial definitivo entre México y Estados Unidos, y en esa postura, es un entendimiento que se da entre los dos países de que se ha finalizado esta renegociación de lo que era el Tratado de Libre Comercio de América del Norte”.
Asimismo, indicó que el gobierno mexicano ha señalado que esta renegociación del acuerdo comercial, hay diversos beneficios para México, derivado de las negociaciones, pero como toda negociación, hay temas que requieren de mayor atención dentro de los diferentes capítulos que integran el acuerdo comercial.
Abundó que la primera parte de la renegociación fue ponerle un nuevo nombre que es el tratado comercial en donde desaparece la palabra “libre o free”, que deja ver parte del trasfondo de todo lo que se puede ver del acuerdo actual, como son los ajustes que se registraron en el sector textil y sector automotriz que impacta de manera particular al estado de Puebla y a nivel nacional; así como los temas relaciones con la solución de las controversias y los temas ríspidos que se han presentado a lo largo del proceso de la renegociación.
Reiteró que es importante que se incorpore el país de Canadá en este nuevo acuerdo comercial, porque esto contribuirá al fortalecimiento económico de la zona norte del continente y seguir siendo una de las economías más fuertes del mundo, y en ese sentido, Canadá tiene hasta el día viernes para sumarse a este acuerdo.
Indicó que en el caso de que Canadá decidiera no integrase a este acuerdo comercial del cual forma parte México, Donald Trump estaría cumpliendo con su promesa de campaña de terminar con el TLCAN y establecer acuerdos comerciales bilaterales con México y Canadá respectivamente.
Señaló que después de los meses de renegociación entre los dos equipos de trabajo del presidente Enrique Peña Nieto y Donald Trump, se llegó al acuerdo de que la nueva alianza comercial tenga una vigencia de 16 años, con el apartado de revisión del mismo en los primeros seis años de vigencia, es decir, que éste arranque a partir del primero de enero de 2020, y con esta iniciativa se puede hablar de que por 16 años el sector industrial tendrá una mayor estabilidad y seguridad para seguir trabajando y lleguen las inversiones a México y mejoren las condiciones económicas.
Acotó que a partir del anuncio del nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos y México el peso se apreció y las bolsas de valores registraron ciertos incrementos, “el mensaje fue muy positivo para los mercados internacionales”.
El Dr. Botello Osorio, manifestó que en estas renegociaciones se abordó el tema del sector textil de una manera más integral, ahora, “las prendas que se van a exportar de México a Estados Unidos deben tener un contenido regional todavía mayor al que normalmente lo pactaba la regla de origen, es decir, para poder exportar un producto con preferencia arancelaria, debe cumplir con una regla de origen y se debe comprobar el origen de las mercancías a través de un certificado de origen. Ahora lo que se negoció es que aparte deben incluirse dentro del contenido regional en este caso mexicano para poder ser exportado a los Estados Unidos, también se debe contemplar el hilo, la tela, los forros, plásticos, resortes y recubrimiento que en el anterior acuerdo, podían ser importados de otros países que no fueran propios de la región, y ahora estos insumos permitirán reforzar la cadena productiva de la región para poder suministrar y abastecer esta serie de componentes. Con esta acción el presidente Donald Trump está poniendo un alto a los mercados asiáticos para proveer de estos insumos y fortalecer la cadena productiva de México y Estados Unidos y en su caso con Canadá”.
Por lo tanto, México debe aplicarse y fortalecer sus cadenas productivas, que trabajen de la mano el sector productivo del país con el gobierno federal que está por entrar el próximo 1 de diciembre y fortalecer el desarrollo del acuerdo comercial.

ESTADOS UNIDOS MEXICO TRATADO DE LIBRE COMERCIO

Notas Relacionadas

Comentarios