post-image

Alto a las convocatorias ilegales de Araceli Bautista para violentar a Ocoyucan


*Freno total a las calumnias contra el Ayuntamiento

Al Lic. José Antonio Gali Fayad,
Gobernador del Estado de Puebla.
Al Lic. Diódoro Carrasco Altamirano,
Secretario General de Gobierno.
A la Opinión Pública:

Ayer lunes 10 de septiembre, varios medios de comunicación reprodujeron las declaraciones de un grupo de pobladores de Ocoyucan encabezados por la señora Araceli Bautista, el señor Pascual Tenahua (excandidato a la alcaldía de este municipio por Morena) y el señor Arturo Robles (excandidato al mismo cargo por la coalición PAN-PRD), que buscan iniciar una campaña de desestabilización del ayuntamiento y el municipio, situación que nos parece sumamente grave dados los llamados ilegales que hacen estas personas.
El H. Ayuntamiento de Ocoyucan pone de manifiesto su postura ante tales declaraciones, y pide al gobierno del Lic. José Antonio Gali Fayad que tome las medidas necesarias para salvaguardar la paz y el bienestar de todos los pobladores de este municipio.
El grupo que encabeza Araceli Bautista sostiene que: a) En el municipio se vive un clima de violencia que raya en la ingobernabilidad, y ponen como ejemplo un agravio sufrido por el ciudadano Pascual Tenahua. b) Que, por tanto, dado este supuesto clima de violencia, pide la intervención del Gobierno del estado para hacerse cargo de la seguridad en el municipio. c) Que de no hacerlo así el Gobierno estatal, los 25 inconformes del grupo de Araceli Bautista tomarán por la fuerza y contra toda legalidad la presidencia municipal de Ocoyucan y d) Araceli Bautista advierte que “si no nos escucha el Gobierno del Estado de Puebla esto puede agravarse tanto como lo que pasó en Acatlán”, en un llamado abierto al crimen y el asesinato.
El H. Ayuntamiento de Ocoyucan responde:
a) La actual administración llevó a cabo un cambio radical en la policía municipal, para garantizar la seguridad de los ciudadanos. La policía recibe capacitación, actúa bajo los protocolos establecidos e implementa diariamente operativos en varios puntos del municipio. Prueba de ello es que la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal cuenta con más de 100 elementos activos contra los 56 policías que había antes. Sólo teníamos nueve patrullas y ahora contamos con 17 y dos ambulancias. Hemos realizado mil 500 operativos y atendemos 30 llamados de auxilio por semana. Todo esto, y otras acciones que no enumeramos en ahorro de espacio, ha resultado en una disminución sustancial de la violencia que existía antes en Ocoyucan, cuando llegamos al ayuntamiento. En Ocoyucan no hay ingobernabilidad. Al ciudadano Pascual Tenahua lo invitamos a que interponga la denuncia penal; este ayuntamiento está dispuesto exigir, junto con él, que el crimen que acusa sea investigado a fondo para que la justicia prevalezca, se castigue a los culpables, sean quienes sean, y se le asegure su bienestar y el de su familia.
b) Siempre que así hemos considerado necesario, solicitamos apoyo al Gobierno estatal para realizar acciones conjuntas, como es derecho de todos los ayuntamientos y deber de la Policía Estatal. El H. Ayuntamiento es lo suficientemente responsable como para pedir la intervención estatal cuando así lo exige la realidad. Por nuestra parte, llamamos a quienes acusan ingobernabilidad a un diálogo serio y respetuoso en el transcurso de esta semana, de manera que hallemos juntos solución a las demandas que sean de nuestra competencia y trabajemos para hacer de Ocoyucan un mejor municipio. La violencia a la que convocan no es la solución. El Ayuntamiento le apuesta al diálogo, el trabajo y la paz. Si su preocupación es de buena fe, a eso los invitamos.
c) El llamado a tomar por la fuerza y violentamente el inmueble del Palacio Municipal el domingo 16 de septiembre es absolutamente ilegal. Viola el artículo 143 del Código Penal del Estado Libre y Soberano de Puebla en sus fracciones VI y VII. Por lo que el H. Ayuntamiento hará valer la ley, de la manera más pacífica que nos sea posible.
d) Finalmente, nos preocupan las declaraciones de la señora Araceli Bautista, quien advirtió en la prensa que “si no nos escucha el Gobierno del Estado de Puebla esto puede agravarse tanto como lo que pasó en Acatlán”. Esta amenaza viola cabalmente el artículo 157 y 290 del Código ya mencionado. Es un llamado a cometer un crimen. Las consecuencias de esta convocatoria pueden ser fatales. Estamos seguros de que los pobladores de Ocoyucan no quieren ni desean un suceso como el ocurrido en Acatlán. Una vez alertado, el H. Ayuntamiento buscará impedirlo por todos los medios que le sea posible. Pero si sucede, como lo anuncia la señora Araceli Bautista, desde ahora la hacemos responsable ante la ley por los crímenes y las muertes que de esta acción se deriven. En nuestra calidad de autoridad, aplicaremos y exigiremos todo el peso de la ley contra ella y quienes la sigan en sus acciones. Su llamado a tomar violentamente la alcaldía y a hacerse justicia por mano propia no tienen razón de ser en un municipio que se ha ido transformando para bien de sus habitantes, gracias a las obras y el trabajo que día con día realiza este Ayuntamiento.
El H. Ayuntamiento condena de manera enérgica la violencia que busca crear este grupo de personas encabezado por Araceli Bautista. Pedimos al Gobierno del Estado, una vez que lo hemos enterado, que envíe la policía necesaria para salvaguardar la paz y la tranquilidad en el municipio durante estos días, en el entendido de que también es su obligación. Trabajemos en conjunto, Gobierno Estatal y Ayuntamiento, para que prevalezca la ley y aseguremos el bienestar de todos los ciudadanos de este municipio.

Atentamente,
El H. Ayuntamiento de Ocoyucan

Responsable de la publicación: Adrián Salazar Gómez

ocoyucan violencia municipio araceli bautista antorcha

Notas Relacionadas

Comentarios